Dentsu-portadas-11

El grupo global: Dentsu Aegis Network presentó su último estudio Digital Society Index, realizado junto a Oxford Economics, acerca del futuro de la economía digital y la importancia para las marcas y las empresas.

Conforme con este estudio, treinta años después del nacimiento de la World Wide Web, la confianza en la gran tecnología está cayendo, y el mal uso de los datos personales es la principal causa de desconfianza.

En ese contexto, el Índice de la Sociedad Digital coloca a las personas en el centro de la economía digital, y plantea la necesidad de examinar cómo se puede reconstruir la confianza, a fin de mantener un crecimiento sostenible.

NUEVO MODELO

Así, nos encontramos con que solo el 49% de la comunidad digital cree que sus necesidades básicas digitales están siendo satisfechas. La investigación muestra que, en la mayoría de los 24 países analizados, dichas necesidades están “lejos de ser abordadas adecuadamente”. El 45% de las personas cree que la tecnología ayudará a crear empleos y a resolver desafíos de la sociedad. A nivel sicológico, solo el 38% considera que las tecnologías digitales pueden ayudar a mejorar la sensación de buena salud y bienestar de los usuarios.

ACOMPAÑAMIENTO

Denstu Aegis Network entiende que, mientras el desarrollo tecnológico se acelera, muchas personas en todo el mundo se sienten abandonados por el desarrollo económico, la tecnológica y la cultura de las sociedades.

En este aspecto, el estudio revela en su análisis, tres elementos principales:

> Las habilidades no se adaptan a las necesidades: las tecnologías digitales están modificando los trabajos del mañana, pero una de cada tres personas no puede recordar la última vez que realizó una capacitación digital.

> El ritmo de los cambios tecnológicos provoca ansiedad en países como China, India y Brasil.
Allí más del 80% de las personas siente que la velocidad con la que se producen estos avances es demasiado rápida.

> Predomina la idea de que el futuro “no estará repartido de manera uniforme”. Mientras que muchos países tienen un buen desempeño en el índice, en términos de ofrecer una economía digital que funcione para todos, otros muestran un crecimiento desequilibrado.

¿POR QUÉ ESTE ANÁLISIS ES TAN IMPORTANTE PARA LAS EMPRESAS Y LAS MARCAS?

Las necesidades digitales influyen en el comportamiento del consumidor. Cuanto más positivas sean las personas sobre el impacto de la economía digital en la sociedad, y sus propias habilidades digitales, es más probable que se comprometan con los productos y servicios web.

Las marcas necesitarán encontrar nuevas formas de maximizar el valor de su vínculo con los consumidores, exigiendo un enfoque equilibrado y creativo para involucrar a las personas con los productos y servicios digitales. 

CONCLUSIONES:

Las conclusiones plantean algunas recomendaciones para las marcas, las empresas y los gobiernos:

> Dejar atrás los enfoques demográficos tradicionales para segmentar, y volcarse a un enfoque basado en las necesidades digitales, esto puede ayudar a encontrar maneras de aumentar el compromiso del usuario.

> La transparencia en el uso de los datos personales, actualmente su manejo indebido es el principal factor de desconfianza.

> Para los gobiernos, aconseja la utilización de métricas centradas en la inclusión, la confianza y el crecimiento de las industrias digitales.